HISTORIA

Bodegas La Florida cuenta con una construcción que data de la primera mitad del siglo XIX, un antiguo lagar conservado en perfecto estado y un paisaje arquitectónico tradicional de la isla de Lanzarote, que se conserva tras su rehabilitación, catalogo arquitectónico municipal, cronología de 1870.

bodegas la florida

Ginés González Viera es el propietario actual de este complejo, adquirió la propiedad en 2011, pero no empezó a elaborar vino hasta el 2012 y se incorporó en Diciembre del 2014 al Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Vinos de Lanzarote.

Denominación de Origen Vinos Lanzarote

La gran erupción de 1730-36 cubrió un tercio de la isla e inutilizó sus mejores zonas de cultivo. El benefactor manto de arena negra que, conjuntamente con los muros de piedra volcánica, realiza una función termorreguladora, preserva la humedad de la tierra vegetal tanto de la elevada insolación como del casi constante viento reinante. Los labores de la viña se realizan de forma enteramente manual porque el marco de plantación impide la mecanización y el riego, un proceso artesanal desde la plantación de las varas hasta la recogida de las uvas.

En la isla de Lanzarote predomina la Malvasía Volcánica una variedad de uva perfectamente adaptada al medio, pequeña y de gran calidad por su equilibrio, sabor y perfume que luego traslada al vino. Es precisamente esta uva la que da el matiz al vino de Lanzarote, fundamentalmente con un color blanco dorado. También se conocen otras variedades en la isla como las mosactel para nuestros fabulosos vinos dulces, Listán Negra y Diego.

Lanzarote es Vino Vivo, melodía pausada de una herencia noble que cree en su clima subtropical seco gracias al ingenio de anteriores generaciones. Tiene una superficie de 845,93 km y una población que ronda los 135.000 habitantes. Es declarada en 1993 como Reserva de Biosfera por la Organización de Las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Su pueblo se hizo aliado de las arenas volcánicas para ganar hasta la última gota a una climatología adversa, y se ha forjado en permanente lucha con las escasas precipitaciones hasta lograr descifrar los secretos del frescor que aporta la noche. Oculto en algunos casos, hasta diez metros de profundidad está el antiguo suelo, el manto fértil, en el que se hunden sus raíces veteranas y renovadas cepas. Conceptos de agricultura pura realizados por los campesinos de Lanzarote, difundió al mundo entero el peculiar espectáculo que configura en el paisaje el cultivo de la uva en la isla de los Volcanes.

Ginés González Viera, propietario Bodegas La Florida

Un hecho sobrecogedor, único e inconfundible de nuestra historia y paisajismo.