DENOMINACIÓN DE ORIGEN LANZAROTE

La viticultura de Lanzarote es el testimonio más real y patente de la lucha el hombre y la Naturaleza.

Tanto el archipiélago canario, como balear poseen un excelente mercado potencial de vinos.

Gracias a su zona geográfica estratégica, potencia u turismo nacional e internacional durante casi todo el año.

Son muchas las circunstancias que hacen la producción de vino en Lanzarote sea excepcional. Las técnicas de cultivo son también únicas y extraordinarias, dada la vid plantada en la tierra fértil bajo la ceniza volcánica, se protege de los vientos alisios, los mismos que le proporcionan ventilación entre los huecos creados a partir de piedras volcánicas y, evitar la proliferación de hongos y plagas.

Esta forma de cultivar tan peculiar, a la que ha tenido que recurrir el campesino local para intentar rentabilizar al máximo las posibilidades agrícolas de la isla. Obliga a un trabajo de mantenimiento continuo y muy delicado, en tal magnitud, que muchos se refieren a los agricultores de la isla como jardineros o cuidadores del paisaje.

El vino de Lanzarote es un milagro de adaptación a una tragedia volcánica y a unas condiciones en los extremos.

Vino Blanco Seco

Lanzarote volcanica

Bodegas La Florida ejerce como centro de experiencias volcánicas. Cuenta con una robusta edificación tradicional del año 1870 que transpira encanto por todos sus poros, asentada en el pueblo de El Islote, tierra de lava, cenizas y parras. Alrededor de la casa señorial se extiende la finca vitivinícola entre grietas volcánicas e hileras de malpaís que acogen la plantación de uva de distintas variedades.